Gastronomía Mexicana

 

Historia

En el ámbito mundial de la gastronomía la cocina mexicana es reconocida por sus sabores sofisticados con gran condimentación.

Ha sido influenciada por cocinas como: española, cubana, africana, del Oriente Medio, asiática, etc. El 16 de noviembre de 2010 la gastronomía mexicana fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Su historia se remonta aproximadamente 10,000 años.

Durante la época prehispánica, los pueblos indígenas tuvieron una dieta basada en vegetales (chile, maíz, jitomate, cacao, calabaza y nopal).

Para complementar su alimentación, optaron por la crianza de todo tipo de animales (guajolotes, chapulines, iguanas, serpientes, peces, ardillas, entre otros).

Dos técnicas muy importantes surgidas en esta época son la nixtamalización del maíz, y la cocción a vapor.

A partir de la Conquista de México, se añadieron a la cocina mexicana nuevos ingredientes como los distintos tipos de carnes de los animales provenientes de Europa.

Con los españoles llegaron los cereales como el arroz y el trigo, en la última década del siglo XX se ha desarrollado un movimiento gastronómico conocido como “alta cocina mexicana”, la cual retoma una parte importante del repertorio de ingredientes de la cocina mexicana tradicional.

Alimentos mexicanos con alto aporte nutricional

Dentro de los ingredientes principales que contamos podemos mencionar algunos de los más importantes y sus propiedades

 

El maíz

Es originario de América. Se han encontrado restos prehistóricos de unas mazorcas pequeñísimas en el Valle de Tehuacán.

Por su importancia, el maíz se convirtió en un objeto de culto religioso y en torno a él se organizaron varios tipos de ceremonias. Antes de comerlo, lo trataban con ternura y delicadeza. Antes de cocerlo, lo calentaban con el aliento para que no sufriese con los cambios de temperatura y si encontraban algún grano en el suelo lo recogían y rezaban una oración, para disculpar el desperdicio e impedir que los dioses se vengaran produciendo sequías y hambre.

El frijol

Junto con el maíz eran parte de la alimentación básica del mexicano. Los comían con tortilla y chile todos los días.

El chile

Se usaba en todo el territorio antiguo de México para condimentar la comida. Sus poderes aperitivos y digestivos lo hacían muy cotizado.

La calabaza

Se utilizaba de manera refinada y práctica. Su pulpa se cocía y se condimentaba con diversos tipos de chile; de las pepitas se extraía un aceite con el que se preparaba pipián.

De otra variedad de calabazas se hacían las jícaras con las que se servían los líquidos, aunque también se utilizaban como adorno.

El maguey

Los códices, antiguos documentos de los mexicanos, hablan de la importancia del maguey en la vida cotidiana y en la vida religiosa. El maguey producía la bebida sagrada, el teómetl o vino blanco, bebida de los valientes, y el octli, bebida de las clases populares que después de la conquista se llamó pulque.

Del maguey se obtenían bardas para los campos y techos para las casas. También hilo, papel, agujas, vestido, calzado, reatas, vino, vinagre, medicinas, para el mixiote, para envolver deliciosos manjares de carne y pescado.

EL CACAO

El cacao era tan apreciado en el mundo prehispánico que se usaba como moneda. Además se bebía. El chocolate molido con agua y con maíz endulzado con miel de abeja y aromatizado con vainilla, tomado en jícaras se convertía en champurrado.

 

Comida Mexicana contra comida rápida

Si algo tiene nuestra cocina mexicana como hemos mencionado anteriormente son excelentes ingredientes que además de aportar un sabor inigualable nos aportan también nutrientes importantes e indispensables para nuestra salud.

Sin embargo la modernización y nuestro estilo de vida cada vez más acelerado hay ido impulsando el consumo y preferencia por la comida rápida.

Los alimentos chatarra y los refrescos gaseosos de gran producción se han popularizado nacionalmente. Los alimentos chatarra causan desnutrición y son engañosos, parece que cuestan poco pero, comparativamente su precio es enorme.

Es por esto que es importante no dejar de lado la comida tradicional, incluir a nuestra dieta diaria alimentos con alto aporte nutricional y seguir utilizando métodos saludables de cocción como lo son al vapor, horneado o a la plancha.

De esta manera aseguramos una mejor nutrición a la vez que seguimos manteniendo los principios de nuestra comida tradicional y sigan pasando de generación en generación.

 

Y recuerda que como parte de una alimentación saludable se recomienda el consumo de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota probiótico exclusivo de la marca nos aporta múltiples beneficios a nuestra salud como:

-Mantener en equilibrio nuestra flota intestinal
-Prevenir infecciones gastrointestinales
-Fortalecer nuestro sistema inmunológico
-Prevenir el estreñimiento.