La importancia de las colaciones

Las “colaciones saludables” son pequeñas porciones de alimentos, preparaciones que se consumen a media mañana y a media tarde, entre las comidas habituales, que incorporan alimentos naturales -o elaborados, que contengan hidratos de carbono, proteínas y grasas, tales como frutas, verduras, productos lácteos y cereales.

Nuestro organismo debe regular los niveles de azúcar en la sangre, al incluir colaciones ayudamos a mantener constantes estos niveles. Así el cerebro recibe las señales de saciedad y por lo tanto produce esa sensación de bienestar que se refleja en un mejor estado de ánimo, mayor creatividad y mejor rendimiento en el trabajo o en las actividades diarias.

 

Se deben establecer horarios para nuestras comidas de manera que entre cada alimento haya un intervalo de tres a cuatro horas, si se alargan estos tiempos se produce una baja de glucosa (azúcar) de este modo se presenta fatiga, irritabilidad, dolor de cabeza, etc. Y finalmente lo que provoca es que se coma en abundancia y desordenadamente.

 

Al contrario de lo que se cree, hacer comidas frecuentes no engorda, ya que al comer alimentos sanos con mayor frecuencia, el metabolismo se ve forzado a trabajar, por lo tanto deberá quemar más calorías.

 

El secreto está en saber seleccionar lo que comemos y con qué frecuencia, a continuación presentamos algunas sugerencias de colaciones.

 

COLACIONES  SALUDABLES

 

  1. Sofúl o Sofúl LT.
  2. Fruta fresca.
  3. Barra de cereal.
  4. Huevo duro
  5. Porción de queso tipo panela
  6. Frutos secos (nuez, almendras)
  7. Paquete individual de semillas de girasol.
  8. Atún al natural
  9. Pechuga de pollo fría, trozada.
  10. Lámina de pollo u otra carne magra, fría.
  11. Galleta de arroz integral con jamón cocido magro.
  12. Bastones de zanahoria / Troncos de apio.